Booking.com
img
Home / ¿Qué ver en Córdoba? / Bares de tapas, restaurantes y tabernas para probar en Córdoba

Bares de tapas, restaurantes y tabernas para probar en Córdoba

dónde comer en Córdoba

Antes de recomendar los mejores lugares para comer en Córdoba, mencionaré dos platos que, si estás en la ciudad de Mezquita, no puedes dejar de probar: Salmorejo y Rabo de toro. Si ya ha leído nuestros artículos sobre dónde comer en Sevilla y dónde comer en Granada (incluso en Málaga, pero allí reina el pescado…), el nombre de estos maravillosos platos no le sonará nuevo, ya que se encuentran en la mayoría de los menús de los restaurantes de toda Andalucía.

Pero no todo el mundo sabe -y yo tampoco, antes de ir allí- que estos dos platos son típicos de Córdoba, que los ha elegido como los platos principales de su renombrada cocina: el primero -el salmorejo- es una variante más sabrosa del gazpacho, al que a la receta original se le añade el huevo y el jamón, el segundo es un guiso de rabo de toro, para mis alumnos (¡y papilas!) una verdadera obra maestra.

salmorejo cordobarabo de toro cordoba

A diferencia de Sevilla y Granada, donde la propuesta de restaurantes es desproporcionada y es muy fácil encontrarse con el hiperturismo local donde se come mal y se gasta demasiado, en las calles de Córdoba todavía hay muchas tabernas auténticas que, además de las dos mencionadas, sirven tapas y raciones para todos los gustos: apear en Córdoba en total libertad es un verdadero placer, pero quiero recomendar algunos lugares que, en mi opinión y no sólo, vale la pena considerar para una buena cena bañada con una cerveza, un vino teñido o un vino de Montilla, típico de esta zona. Aquí, entre instituciones y lugares, hay una lista de 7 lugares para comer en Córdoba.

Dónde comer en Córdoba: las instituciones

Si le preguntas a un cordobés dónde comer, es muy probable que te recomiende uno de estos lugares:

Taberna San Miguel: “El Pisto”, tapas de leyenda en Córdoba

comer en Córdoba

Comenzamos con una taberna justo fuera del centro, la Taberna San Miguel (Plaza de San Miguel 1), que sin embargo todos llaman Casa El Pisto. Esta sala es muy antigua: la placa muestra la fecha de fundación, 1880. Cuando entré por primera vez en El Pisto, el lugar estaba lleno de gente, y el aire que respirabas (por así decirlo, dada la multitud) no era el de un simple restaurante turístico: los platos de rabo de toro, y el pescado frito que los ocupados camareros traían al espacio exterior con vistas a la Plaza San Miguel (donde hay una hermosa iglesia parroquial), me sentí tan abrumado que no me alegraría hasta que regresara allí.

El interior del restaurante, por tanto, está amueblado de una manera característica: retratos antiguos de Manolete (el símbolo torero de Córdoba) y otras pinturas y carteles sobre el tema de la tauromaquia, imágenes sagradas, azulejos que hacen de la comida en El Pisto un espectáculo para todos los sentidos.

Bar Santos, una tortilla frente a la Mezquita

bar santos cordoba

La Mezquita está muy bien, una obra maestra intemporal que muestra cómo dos estilos arquitectónicos tan diferentes como el árabe y el cristiano pueden coexistir sorprendentemente…. El encanto de Judería, el antiguo barrio judío de Córdoba, está bien, pero ya sabes que justo enfrente de la catedral hay un bar donde se pueden comer las mejores tortillas de la ciudad – y no sólo eso? Al menos eso es lo que dicen. El hecho es que tiene algo sagrado incluso la mini-peregrinación a este pequeño bar que sirve cientos de porciones de tortilla, la tortilla de patatas que es quizás el plato símbolo de toda España.

Si quieres comer en el Bar Santos (calle Magistral González Francés 3), olvídate de las mesas: la tortilla gigante te será servida en el mostrador, hecha de una forma enorme y colocada en un plato de plástico que tendrás que comer afuera, en una pared con vistas a la catedral: por un momento, la Mezquita deja la tortilla con el cetro de la Reina de Córdoba.

Bodegas Campos: uno de los mejores restaurantes de Córdoba

tapas cordobesasPasamos de un bar de platillos de plástico a un restaurante de los más elegantes y reconocidos de Córdoba: Bodegas Campos (calle Lineros 32). Fundado a principios del siglo XX, este espléndido restaurante, situado en una calle protegida a un paso de la Plaza del Potro, es rehén de unos restaurantes anónimos que yo desaconsejo: en lugar de conformarse con los menús turísticos de los restaurantes de la calle Enrique Romero Torres -sobre todo si la velada es divertida o si quiere impresionar a los amigos-, cruzan el umbral de Bodegas Campos: se quedará impresionado por la elegancia de las siete salas del restaurante y la calidad de los platos, sobre todo de los de la carne.

Los vinos de Montilla-Moriles se elaboran por sí solos desde hace más de un siglo y, si eso es cierto, déjese convencer por las firmas de que una larga serie de excelentes personas han dibujado en las barricas del pasillo.

El Churrasco, comiendo en un sueño morisco

taberna cordobesaEn el centro de Judería, entre encantadores balcones floridos y patios secretos, se encuentra El Churrasco (calle Romero 16), un restaurante que puede competir, en clase y calidad de cocina, con las recién mencionadas Bodegas Campos. La fama de este restaurante también está ligada sobre todo a las excelentes carnes, que se sirven a la parrilla o cocinadas con recetas que hacen guiños a los sabores picantes de la cocina árabe.

El Churrasco no sólo se centra en la oferta culinaria: el medio ambiente está exquisitamente cuidado. Ver las habitaciones “Patio cordobés” y “Comedor mudejár” (ver foto de portada), magníficamente acondicionadas al estilo andaluz. En resumen, aquí se vive la excelencia gastronómica de Córdoba en un contexto auténtico, que no cae en la tentación de complacer al turista, sino que se aprecia a la gente del lugar, que a menudo y de buena gana lo puebla.

Los “pequeños lugares” donde comer bien en la ciudad

Taberna Góngora, tapas a voluntad en la Córdoba secreta

tapear cordobaDe espaldas a la ya mencionada Plaza de San Miguel -dejando atrás el bullicio de las discotecas cercanas a la Plaza de las Tendillas- se entra en un laberinto de calles elegantes, entre casas blancas y amarillas y vistas de cuentos de hadas. No todo el mundo llega hasta la calle Obispo Fitero, una calle estrecha que conduce a una hermosa plazoleta decorada con flores y naranjas: la Plaza Cardenal Toledo. En el extremo opuesto del jardín, justo en la esquina con la calle Conde de Torres Cabrera, se encuentra la Taberna Góngora, un lugar muy práctico donde podrá disfrutar de tapas y raciones que harán las delicias de los gastrónomos.

El jugoso rabo de toro, el salmorejo y los boquerones fritos con limón son fenomenales, así como la increíble cantidad de mobiliario que cuelga, un poco torpemente, de las paredes de la taberna. Excelente para una cena exquisita sin demasiados adornos, y a un precio bajo.

Taberna La Montillana, el encuentro perfecto entre modernidad y tradición

restaurantes en cordobaLa Plaza San Miguel es una zona dorada para comer en Córdoba: cerca de esta plaza -ya mencionada en varias ocasiones- se encuentra la Taberna LaMontilliana (Calle San Álvaro 5), un lugar que merece la pena recorrer para llegar a ella. Es una taberna que combina tradición y modernidad con estilo: la carta es un homenaje a la gastronomía cordobesa, pero el restaurante no pretende parecerse a una antigua taberna andaluza, tanto en el mobiliario como en la presentación de los platos.

Además del salmorejo, pruebe una tapa de patatas bravas, las espléndidas puntas de solomillo ibérico al gorgonzola (ver foto) o, si quiere variar un poco, la hamburguesa. Los precios son más que justos.

Taberna Salinas, las tapas de Córdoba a un paso de la Plaza de la Corredera

Esta antigua taberna de estilo andaluz ofrece, entre las mejores especialidades, el rabo de toro en porciones muy grandes y las espinacas con garbanzos.

El ambiente está amueblado siguiendo la tradición, pero no es nada empaquetado, también porque la calidad de los platos que comerás y la simple cortesía del servicio te harán sentir totalmente a gusto.

taberna salinas cordobesas Señalamos la Taberna Salinas (calle Tundidores 3) también por otras dos razones: la ubicación y la factura! Estamos cerca de la Plaza de la Corredera, una de las más bellas de Córdoba: las estrechas calles que rodean esta plaza -que ya os hemos comentado en nuestro artículo sobre lo que hay que ver en Córdoba- están llenas de restaurantes hiperturísticos y de kebabbari, y encontrar un lugar auténtico como la Taberna Salinas ha sido muy agradable para mí. El proyecto de ley, entonces, para nada exorbitante, te hace querer volver!

¿Y tú? ¿Has decidido dónde comer en Córdoba? Cuéntanos lo que has disfrutado en los bares de esta maravillosa ciudad en el corazón de Andalucía!

 

Guardar

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar