Booking.com
img
Home / ¿Qué ver en Sevilla? Guías y consejos para vivir Sevilla / Barrio de la Macarena, itinerario por el barrio

Barrio de la Macarena, itinerario por el barrio

Ruta de la Macarena a Sevilla

El Barrio Macarena (o más simplemente La Macarena) es el distrito norte de Sevilla, dentro de las murallas de la ciudad y al este del río Guadalquivir. A diferencia del Barrio Santa Cruz y el Barrio Triana, este es un barrio menos turístico pero no menos fascinante.

Por sus estrechas calles se respira una auténtica vida de ciudad, además de esto la alta concentración de iglesias logra de alguna manera rehabilitar un barrio que, antes de la obra de la Expo’92, no tenía ciertamente una excelente reputación: en la zona de la Alameda de Hércules y cerca del río vivían bohemios imperturbables, artistas sin dinero, prostitutas y delincuentes imperturbables. La Expo’92 marcó el inicio de una renovación total de la zona, que ahora está limpia, ordenada y segura. En este barrio conviven armoniosamente antiguas tradiciones como la veneración de la espléndida estatua de la Virgen de la Macarena o la caótica vida en sus mercados, el Mercado de Feria y el mercado de antigüedades de El Jueves en la calle Feria, con modernas estructuras artísticas como el Parasol Metropol y, al otro lado del río, el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo.

Itinerario por el barrio Macarena

mirador

La Parasol Metropol, o Setas de Sevilla, es la puerta de entrada al barrio de La Macarena. Situado en la Plaza de la Encarnación, es el monumento de madera más grande del mundo del arte contemporáneo. Construida entre 2006 y 2011 según el proyecto futurista de Jürgen Mayer, la obra de arte incluye en varios niveles un museo, una plaza, un mercado y una hermosa pasarela de 28,5 metros de altura desde la que admirar toda Sevilla. Te sugiero que entres y veas el Museo del Antiquarium, que cuesta sólo 2 euros y que tengas la oportunidad de ver hallazgos arqueológicos que datan de entre el 30 y el 1300 d.C. en un espacio expositivo de 5.000 metros cuadrados con senderos a través de las calles y las propias casas antiguas. Después de ver Sevilla hace 2000 años, suba al último piso de la Parasol Metropol y admire la Sevilla de hoy con sus propios ojos desde el paseo panorámico llamado Mirador. Puede encontrar más información en el enlace al principio del párrafo.

Iglesias y conventos a visitar

El barrio de La Macarena le sorprenderá con su gran número de iglesias. A pocos metros de la Parasol Metropol es la primera iglesia que te recomiendo visitar, la Iglesia de San Pedro. El estilo mudéjar del campanario y de la puerta oeste se combina con el estilo barroco de la magnífica portada del siglo XVII y la decoración de las capillas.

En esta iglesia se bautizó el gran pintor sevillano Diego Velázquez.

Convento de Santa Inés

En la calle Doña María Coronel, detrás de la iglesia, hay un muro con la rueda del Convento de Santa Inés a través del cual las monjas del convento venden dulces y galletas, una costumbre típica de las ciudades andaluzas. El nombre del camino deriva de la mujer que fundó el convento en el siglo XIV: su cuerpo embalsamado se conserva y venera en la iglesia del convento.

Cerca de la Plaza de los Terceros se encuentra la Iglesia de Santa Catalina con su bello campanario de estilo mudéjar similar a la Giralda y con un magnífico portal gótico. En su interior hay una famosa estatua de Santa Lucía de Roldán. Al salir de la iglesia, hay que hacer una parada en el Rinconcillo (Calle Gerona 40): según la tradición, en este lugar fundado en 1670 se inventaron las tapas.

Barrio Macarena qué ver

Tras esta merecida parada, llega a la Iglesia de San Román: de estilo gótico mudéjar, esta iglesia tiene un espléndido artesonado. Continuaremos hacia el Convento de Santa Paula, también capaz de sorprender con un admirable encuentro de estilos: gótico, mudéjar y renacentista. En la iglesia del convento hay obras de Montañés e incluso cerámicas de nuestro artista toscano Nicola Pisano, que hoy embellecen el portal de la iglesia con sus arcos y medallones. También aquí las monjas venden sus propias mermeladas y otros productos genuinos: el convento está abierto a los visitantes y se puede acceder a él a través de una puerta marrón en el número 11.

Macarena Sevilla consejos

No muy lejos se encuentra otra iglesia digna de ser visitada, la Iglesia de San Marcos, del siglo IV, construida sobre una antigua mezquita: en recuerdo de estos orígenes árabes, se pueden ver los arcos en forma de herradura, el campanario y el pórtico de estilo gótico-mudéjar.

La Basílica de la Virgen de la Macarena

Basílica de La Macarena

Tome la calle San Luis y camine hasta la iglesia más famosa del barrio, la Basílica de La Macarena, construida en 1949 en estilo neobarroco por el arquitecto Gómez Millán. En su interior se encuentra la venerada estatua de la Virgen de la Esperanza Macarena, una obra del siglo XVII bellamente vestida y adornada con oro, plata y piedras preciosas: una maravilla a los ojos y un asombro incrédulo a la mente de cualquiera que se le acerque. Aquí también hay un museo que celebra y da testimonio de las vestimentas utilizadas para las procesiones de la Semana Santa.

 

Otros lugares de interés en el barrio

Tras admirar las antiguas murallas de Sevilla situadas en la calle Muñoz León, continuaremos hacia el Parlamento de Andalucía, albergado en un palacio renacentista conocido como el Hospital de las Cinco Llagas.

En la calle Resolana se encuentra la Torre de los Perdigones, dentro de la cual se encuentra la famosa Cámara Oscura que permite, a través de espejos y lentes montados en un periscopio, ver imágenes en movimiento proyectadas de lo que está sucediendo en el exterior en tiempo real.

Monasterio de San Clemente

En dirección al río, en la calle Reposo 9 se encuentra el Monasterio de San Clemente, un histórico edificio religioso con un hermoso claustro con palmeras y una iglesia con techo mudéjar y azulejos del siglo XVII. Le sugiero que preste atención al retablo barroco y a los frescos de Luca Valdés, que datan del siglo XVIII.

Tome la calle Santa Clara y en el número 40 encontrará una hermosa torre del año 1252, escondida en el patio del Convento de Santa Clara. Estás frente a la Torre Don Fadrique. Hay 80 escalones hasta la planta superior de la torre: el esfuerzo de la subida se ve recompensado por la vista de la Giralda y el Puente de la Barqueta.

Por último, dos atracciones más que merecen especial atención:

  • Palacio de los Marqueses de la Algaba: en la Plaza Calderón de la Barca hay un antiguo (e infravalorado) palacio de estilo andaluz con un hermoso patio y finas decoraciones con azulejos. La entrada es gratuita.
  • En las inmediaciones del palacio, en la calle Feria, se encuentra la Iglesia Parroquial de Omnium Sanctorum, que cuenta con un espléndido campanario de estilo morisco.

Alameda de Hércules: ¡la juventud nocturna!

Nuestro itinerario finaliza en la ecléctica zona de la Alameda de Hércules, ahora llena de tiendas, bares y restaurantes con un encanto bohemio: la zona es uno de los hitos de la vida nocturna sevillana, especialmente para jóvenes estudiantes locales e internacionales. Desde aquí se pueden encontrar lugares de interés y alojamiento barato. La avenida fue creada en 1574: las estatuas de Hércules y Julio César custodian desde lo alto de sus columnas a los sevillanos y turistas que caminan entretenidos por las calles del barrio.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar