Booking.com
img
Home / ¿Qué ver en Sevilla? Guías y consejos para vivir Sevilla / Dónde comer en Sevilla: restaurantes y tapas recomendados

Dónde comer en Sevilla: restaurantes y tapas recomendados

dónde comer en Sevilla

¿Qué comer en Sevilla? Tapas, muy sencillas, casi obvias: junto con Granada, pero también con todas las demás ciudades de Andalucía, Sevilla es la primera en mostrar su honorable tradición culinaria, basada precisamente en tapas, sabrosos platos de todo tipo y sabores que pueden entenderse como aperitivos, y que se convierten, en la mayoría de los casos, en verdaderas comidas suntuosas. El punto es… ¿dónde comer en Sevilla? ¿Qué palos valen la pena?

La oferta de bares de tapas, cafeterías y restaurantes en Sevilla es interminable y, en la mayoría de los casos, de alta calidad, por lo que la elección puede ser más difícil de lo esperado. En este artículo nos gustaría destacar algunos bares y restaurantes de tapas donde merece la pena comer durante su estancia en Sevilla. Como bien sabemos, nunca como en el caso de los alimentos son los sabores subjetivos, sin embargo queremos intentar recoger lo que, en nuestra opinión, son los restaurantes recomendados para comer en Sevilla.

Por supuesto, con esto no queremos quitarle el placer de vagar por las calles del centro, buscando nuevos, secretos y deliciosos restaurantes en Sevilla: ¡donde comer, pero algunos consejos sólo pueden ser útiles!

Cervecería Giralda, ¿baño árabe o restaurante?

qué comer en Sevilla

Caminando por la calle Mateos Gago, el camino que lleva directamente de la Catedral al Barrio de Santa Cruz (¡y estamos hablando de la zona llena de lugares de interés en Sevilla!), se pasa a mirar dentro del local, para obtener algunas pistas sobre la calidad y bondad de la comida. Sin embargo, el primer bar de tapas que menciono me impresionó sobre todo por su entorno: la Cervecería Giralda (C. Mateos Gago 1) se obtiene de un antiguo baño árabe, del que conserva las paredes adornadas con hipnóticos azulejos y arcos árabes.

Las tapas que, sentada en una mesita, probé -acompañada por el inevitable vino tinto de verano- me parecieron deliciosas: memorables sobre todo la tortilla. A pesar de la céntrica ubicación del restaurante, los precios son bajos, y las porciones son muy abundantes, especialmente si se pide una ración: en este caso, no exagere, porque la tapa se convierte en un verdadero plato, a menudo para compartir con los comensales.

Entrecárceles, una antigua prisión donde se comen buenas tapas

tapas Sevilla

Un poco más adelante, hacia el Ayuntamento, me gustaría señalar el bar-restaurante Entrecárceles (C. Manuel Cortina) que me intrigó, también en este caso, por razones que van más allá de la simple cocina: este pequeño bar está situado en el lugar de una de las innumerables cárceles andaluzas en las que estuvo encarcelado el gran escritor Cervantes (¡el de Don Quijote, para ser claros!).

Además de la sugerencia literaria, aquí se pueden degustar excelentes tapas, una de ellas es el rabo de toro, servido con unas patatas fritas. Se puede comer al aire libre: la carretera es tranquila y vale la pena detenerse.

Los Coloniales, cuando la apariencia engaña

En la Plaza Cristo de Burgos 19 encontrarás Los Coloniales, el clásico lugar al que no le darías un euro, pero que, en cuanto llega el plato, convence a todos de la sabiduría de los proverbios que advierten a los que juzgan por la apariencia. Situado en una pequeña plaza a las afueras del centro de la ciudad, este popular bar/restaurante ofrece maravillosas tapas: entre las mejores que he comido, recomiendo los buñuelos, la tabla ibérica, los huevos de codorniz sobre una rebanada de pan con prosciutto y salmorejo, y una excelente tapa de pescado que tenía un pulpo servido con cebolla y pimientos.

Sevilla Qué comer

Todo muy bien, pero si evitas que el camarero te haga sentarte en la habitación apestosa y estrecha junto a la cocina, disfrutarás aún más….

Alfalfa Bar, donde se puede comer un legendario salmorejo

Restaurantes en Sevilla

Estamos en la calle Alfalfa: el bar del mismo nombre muestra sus jamones ibéricos. Si encuentras un sitio para sentarte, pide la bruschetta con el salmorejo: te garantizamos que no te arrepentirás. El restaurante está situado en una zona muy querida por los jóvenes, sólo superado por la Alameda de Hércules, otro buen barrio para comer en Sevilla.

El Rinconcillo, el bar-restaurante más antiguo de Sevilla

Sevilla donde comer

El Rinconcillo es uno de los lugares históricos de Sevilla y se ha convertido en una pequeña atracción turística. Se encuentra en la calle Gerona 40, no muy lejos de la Alameda de Hércules. Hay dos pisos, pero recomiendo comer abajo, lo que te hará respirar un aire más auténtico.

Además de respirar, en un restaurante sevillano hay que tocar, así que aquí os recomiendo pedir sin demora un solomillo con whisky o un plato de espinacas con garbanzos, una pequeña obra maestra de espinacas cocinadas con garbanzos.

Vinería San Telmo, uno de los mejores restaurantes de Sevilla

Junto a los jardines del Real Alcazár de Sevilla, no lejos de la Antigua Fábrica de Tabacos, se encuentra la Vinería San Telmo (paseo Catalina de Ribera 4), una institución entre los restaurantes sevillanos. El restaurante es pequeño y extraño, y se confunde con otros restaurantes (también se recomienda el adyacente Catalina) en una zona bastante concurrida: digamos que destaca especialmente por las bonitas tapas.

comer en Sevilla

El mejor de ellos es sin duda el rasocielo, un pastel de rascacielos hecho de tomates, berenjenas, queso de cabra y salmón: ¡no podrá resistirse a este maravilloso plato típico!

100 Montadidos, comiendo en Sevilla con la vista puesta en la cartera

Como estamos en la zona de la calle San Fernando, aprovechamos la ocasión para señalar un restaurante andaluz (nacido en Huelva) tan conocido que acaba de llegar a Italia: el 100 Montadidos. ¿Por qué recomendar un lugar tan convencional, que tampoco se distingue por una calidad particular en la propuesta culinaria?

restaurantes en Sevilla

La razón es precisamente económica: la fórmula propuesta por esta simpática cadena de restaurantes ofrece un menú compuesto por 100 pequeños bocadillos – los montaditos – que se pueden combinar entre sí a su elección en menús extremadamente ventajosos. Así que, aunque las tapas en Sevilla son muy baratas, si quieres llenar tu estómago después de una dura caminata en el casco antiguo o en el cercano Parque de María Luisa en Sevilla, puedes sentarte en una de las mesas de 100 Montadidos, pedir una cerveza o un tinto de verano, agarrar uno de los lapislázuli – ¡sin robarlos, como hacen los estudiantes universitarios de Sevilla! – y hacer tu gran pedido. No has comido deliciosas tapas tradicionales, pero al menos te has ahorrado unos cuantos euros!

Por fin… un buñuelo en La Campana

Después de las suculentas tapas de Sevilla, el postre. En este caso seremos un poco `unoriginal, pero si la antigua Confitería La Campana es tan famosa una razón habrá! Lo visité subiendo por toda la calle Sierpes a partir de Ayuntamento y, al final, me merecía un café con un camión lleno de buñuelos dulces, tortitas rellenas de crema y nata. Realmente delicioso!

Te recomiendo, si estás en la zona de Sierpes, no te pierdas el Metropol Parasol de Sevilla: en el interior del monumental edificio también hay un mercado para continuar con la visita enogastronómica, aquí estamos al final de este recorrido de restaurantes y bares de tapas donde comer en Sevilla. ¿Estás listo para convertirte en un tapeador profesional?

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar