Connect with us

Actualidad

Enrique Ponce pasa de todos. Y pasa el verano más feliz de su vida

Esta puede ser la tarea definitiva en la vida de la tauromaquia de Enrique Ponce: la que rompió con los estereotipos de la época para vivir, sin restricciones y sin miedo al ridículo, sus nuevas pasiones. Ponce va fuerte con todo: su historia de amor con Ana Soria, sus noches con la banda, su vocación de cantante…

Fue la verdadera sorpresa de un verano que ni siquiera nos deja respirar, y no por el calor, se ha convertido en el más inesperado, inusual y sorprendente protagonista de estos espantosos meses. Es increíble el cambio en su carácter público, de cauteloso hombre de familia, siempre serio, mesurado y formal, a feliz y alegre aspirante a cantante.

Una lectura apresurada de esta metamorfosis podría indicar la presencia de una explicación para el gran cambio. La historia de amor del torero con la estudiante de derecho significaría, en esta teoría, mucho más que una historia de amor: sería el comienzo de una nueva vida.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

El corazón más noble que he conocido nunca. Te quiero (más que ayer, y menos que mañana) ❤️

Una publicación compartida de Ana (@anasoria.7) el

La historia de amor entre Enrique Ponce y Ana Soria ya ha provocado ríos de tinta, sobre todo por haber descubierto el frágil estado de su matrimonio con Paloma Cuevas, a pesar de que ella se mostró confiada hasta el último momento de su relación con el torero. Eran, sólo aparentemente, la pareja perfecta.

Fuera de los focos, la distancia entre Cuevas y Ponce puede haber sido demasiado grande: ella estaba cada vez más centrada en su familia (y muy apenada por la muerte de su hermano) y él, en esa segunda juventud, trató de acelerar los días hasta sus últimas consecuencias. No es una coincidencia que una mujer que acaba de salir de la edad adulta haya sido elegida para dar un nuevo giro a su vida.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Enrique Ponce y Ana Soria ya no esconden su relación publicando su primera foto juntos en las redes sociales. #EnriquePonce #AnaSoria

Una publicación compartida de Bekia (@bekiaes) el

Ponce tiene mucho en juego: reputación, familia, respeto, en este romántico triple salto mortal. Aunque la vitalidad es un factor que puede alejar fácilmente a una pareja, se dice que en los últimos dos años, en los meses entre Ponce y Paloma Cuevas, el torero no parecía el mismo. De estas fechas son sus videos bailando, cantando y festejando.

El Enrique Ponce que hoy asombra al mundo, el torero que baila como Michael Jackson o que aspira a sacar un disco con rancheras y boleros, no tiene nada que ver con el sombrío e inexpresivo marido que Paloma Cuevas llevó al margen. Tal vez este nuevo personaje, esta persona que estamos redescubriendo este verano, es el verdadero Enrique Ponce.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Aquí la pregunta es,que no hace el maestro @enriqueponce ? #cuarentena #tiktok #enriqueponce #tauromaquia #torossi #ponce #michaeljackson #2020

Una publicación compartida de é (@la_chicuelinaole) el

Tal vez Enrique Ponce no vaya a hacer un trabajo más importante este verano que su propia liberación, porque se comporta con absoluta libertad y totalmente al margen de los comentarios que intentan ridiculizarlo. Como si enamorarse, divertirse, cantar o bailar fuera a una edad determinada. Sólo queda aplaudir la coreografía, los cantos, los abrazos de amor, las selecciones románticas y los besos al amanecer con la novia de veinte años. Aunque, según las crónicas, pasan de ser empalagosos y Quique (Ponce) de ser un cantante un poco pesado. Que le quiten lo ‘bailao’.

Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending