Connect with us

¿Qué ver en Granada?

La Alcazaba qué ver y cómo disfrutar de la vista

La Alcazaba de l’Alhambra de Granada es la zona desde la que se puede iniciar la visita de todo el conjunto. Pequeños restos de la antigua estructura defensiva, pero hay algunos puntos de observación desde los que se puede disfrutar de una espléndida vista de la ciudad, así como de los jardines donde se puede descansar. Este es nuestro consejo.

La visita al gran complejo arabesco de Granada suele comenzar en la Alcazaba, el punto más alejado de la taquilla y también la parte menos arabesca de toda la Alhambra, donde se concentran los edificios más antiguos y recientes: en este artículo quiero explicar por qué.

Nota: No existe un orden real preestablecido para ver las diferentes zonas de la Alhambra, como puede leer aquí. Los nazaries de Palacios, por su parte, tienen un horario de entrada bien definido que encontrará en su billete: si no tiene acceso inmediato a estos edificios, mi consejo es que aproveche el tiempo que tiene a partir de la Alcazaba y el Palacio de Carlos V. Encontrará más consejos en nuestro artículo Alhambra: qué ver

La Alcazaba

Siendo la parte más antigua de la fortaleza, no es seguro que la Alcazaba fuera fundada por los árabes, pero ciertamente tuvo su período de mayor esplendor con los árabes. Como ya habrás adivinado en otras páginas de nuestro portal, todos los lugares cuyo nombre comienza con Al, tienen el mismo origen, siendo este último el artículo en lengua árabe. Si “Al-Hamra” significa “La Rossa”, “Al-Qasaba” podría traducirse como “La Rocca” o “La Cittadella”. La zona militar, por tanto, está rodeada de murallas que en el caso de Granada son realmente intransitables. La mejor vista de esta imponente muralla es desde el barrio del Albaycín, desde el que podemos entender perfectamente cómo, al colocar la estructura en el acantilado que ocupa, se ha hecho inexpugnable por su diseño a lo largo de la ladera que domina el río Darro. Aquí hay una foto.

alcazaba de la alhambra

Desgraciadamente, quedan pocos restos de la estructura original, ahora limitada a las murallas y a algunas torres, como la Torre de la Vela, de la que hablaré en breve. Le recomiendo que comience su tour aquí mismo porque, desde este lugar, tendrá la mejor vista de la ciudad y de la Sierra Nevada que rodea el valle. Aquí me divertí guardando el mapa del complejo explorando las ruinas, escalando las torres, caminando por los senderos de observación. Siguiendo mi ejemplo, comprenderás el sentimiento de poder que sienten los que gobernaron Granada en siglos pasados.

ProfundizaciónEl origen de la Alcazaba es incierto y es el que más ha cambiado con el paso del tiempo: esta es la primera razón por la que he hablado de esta zona como la menos árabe. Se cree que fue construida antes de la llegada de los musulmanes a Granada, ya que hay varios edificios en la misma zona. La primera referencia histórica se remonta al siglo IX y parece ser que fue construida por Sawwar Ben Hamdun, durante las luchas entre musulmanes y mulás, los cristianos se convirtieron al Islam y vivieron entre musulmanes. Mohammed I transformó el complejo tal y como lo conocemos ahora, erigiendo las murallas que rodean el antiguo castillo, así como tres nuevas torres: la Torre de la Quebrada, la Torre del Homenaje y la Torre de la Vela. A partir de este momento la Alcazaba se convirtió en una auténtica fortaleza, capaz de contener y proteger la residencia real.

El nombre de la torre más imponente de toda la Alhambra (pero no la más alta, que se encuentra en el Palacio de Comares) nos remite al papel que desempeñó: la vigilia de los soldados. De hecho, fue el principal punto de observación para la defensa de la fortaleza y así lo atestigua la campana, que sonó en caso de alarma.

torre de la vela alhambra

Hoy en día, cuatro banderas gigantescas sobresalen en la torre, que también se pueden ver desde lejos: la Unión Europea, España, Andalucía y Granada.

Esta última, que puede ser confundida por la menos experimentada con la bandera de Portugal – ambas son rojas y verdes, pero la división de las bandas es central en Granada y desplazada a la izquierda en Portugal, y el escudo de armas es muy diferente – merece especial atención. La ciudad tuvo diferentes símbolos a lo largo de los siglos, pero en 1980 se eligió este signo porque parecía ser el más utilizado en diferentes épocas, a partir de la Sala de los Caballeros XXIV de la Madraza. El pueblo granadino es muy aficionado a su bandera, hasta el punto de que en 2008 surgió una gran polémica cuando el mecenazgo de la Alhambra decidió retirarla de la torre, dejando sólo las otras tres. El alcalde instó inmediatamente a la devolución de la bandera a la torre, declarando el gesto inadmisible para cualquier granadina.

CuriosidadesEs una tradición que cada 2 de enero, en el aniversario de la conquista de Granada, las mujeres que pretenden casarse en el año van a tocar la campana de la Torre de la Vela. El Patronato de la Alhambra permite el libre acceso a la Alcazaba en este día para aquellos que quieran participar en el gesto tradicional

A partir de la reconquista cristiana de Granada, la Alcazaba -que entretanto había asumido una función predominantemente militar- fue utilizada de diferentes maneras. Durante largos períodos, incluida la ocupación francesa, fue la prisión estatal. Fue cuando la Alcazaba perdió su función militar cuando nació el Jardín de los Adarves, el bello jardín por el que se accede desde el patio de entrada -donde también se encuentra el acceso al Palacio de Carlos V y al complejo de los nazis de Palacios-, las torres y las murallas.

jardin de los Adarves alhambra

Una vez que los moros fueron expulsados y la amenaza turca desapareció, el Imperio Español ya no tenía más enemigos en esta área y una plataforma de artillería en este lugar ya no era una necesidad. Así, hacia 1628 -fecha en la que se documenta la construcción de uno de los dos pilares existentes, en el que los genes del mar están representados sobre los delfines- el marqués de Mondéjar decidió transformar esta zona en un jardín.

Inicialmente dividido entre una parte del jardín y una parte del jardín, fue necesario realizar sucesivas modificaciones para que fuera tal y como lo vemos hoy en día. Lugar de inspiración para pintores como Mariano Fortuny o Joaquín Sorolla, es ahora uno de los mejores lugares para descansar durante el día de visita de la Alhambra, junto con el Generalife

 

 

Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending