Booking.com
img
Home / Qué ver en Málaga? / Restaurantes y tapas de pescado en Málaga

Restaurantes y tapas de pescado en Málaga

En Málaga, es un placer decir que el ambiente chispeante y contagioso de esta ciudad costera -que mencionamos en nuestra guía de Málaga- , si hay escasez de algo en Málaga, no son los restaurantes y bares de tapas. Durante mis visitas, además de acostumbrarme a los ocupados horarios de las comidas (para querer adaptarse, se come después de las 21.30 horas), me impresionó la cantidad de bares y restaurantes dispersos por las calles del centro de la ciudad, el ruidoso enjambre de mesas imbanditi tapas y vasos de cerveza o vino teñidos. ¿Pero qué comer en Málaga? ¿Cuáles son las especialidades que se pueden disfrutar a la sombra de la Alcazaba? Y sobre todo, ¿dónde comer en Málaga?

qué comer en málagaEl protagonista absoluto de las mesas malagueñas es sin duda el pescado: además de la clásica paella, entre los platos típicos de Málaga se encuentra la fritura malagueña, una abundante fritura de pescado. A menos que elija restaurantes de baja calidad o demasiado turísticos, siempre encontrará pescado fresco: puede degustarlo tanto en los bares de tapas como en los restaurantes del centro, pero sobre todo en los chiringuitos del paseo marítimo de Pedregalejo y El Palo, barrios un poco descentralizados pero muy recomendables desde este punto de vista. Las reconocerá fácilmente por las características parrillas, hechas de barcos en desuso que recuerdan la antigua vocación pesquera de las zonas al este del centro de Málaga. Pero hablaremos de ello pronto.

En este punto, sólo tenemos que nombrar los lugares para comer en Málaga. ¿Cuáles son los mejores bares y restaurantes de tapas de la ciudad? Primero mencionaremos las instituciones, es decir, aquellos lugares que, aunque frecuentados por un gran número de turistas, mantienen una excelente calidad de servicio y permiten realizar una experiencia gastronómica a la altura de su fama, por lo que no es infrecuente vernos comer incluso a los nativos, y luego le daremos algunos consejos sobre algunos lugares menos conocidos que nos han gustado mucho.

Dónde comer en Málaga: instituciones

Casa Aranda (calle Herreria Del Rey, 1)

restaurantes malagaEmpecemos con el desayuno, como más te guste. Todavía recuerdo que un domingo salía de casa a las 9.30 de la mañana y las calles del centro estaban literalmente desiertas: me impresionó, pero no me mató de hambre. Fue entonces cuando descubrí que los malagueños por la mañana comen churros, una pasta dulce frita tradicional. Encontrarás todo tipo de formas en cualquier bar o café que se precie, pero Casa Aranda es famosa por sus churros y sus desayunos de chocolate caliente.

Tapeo de Cervantes (calle Carcer, 8)

Segunda institución con sabor literario: Tapeo de Cervantes. Normalmente, este pequeño lugar es la opción económica para aquellos que no pueden permitirse el cercano y espectacular Mesón de Cervantes, por muy asequible que sea, como la mayoría de los restaurantes de Málaga. La gestión es la misma y la calidad de las tapas es muy alta: la tradición se interpreta con estilo y originalidad.

Además de los platos de pesca, recomiendo la Porra Antequerana, una sopa hecha con pan seco, tomate, ajo, huevo, pimientos y jamón, un plato típico de Antequera, un pueblo de la provincia de Málaga.

Cuartel de Antigua (Alameda Principal, 18)

En la Alameda Principal se encuentra la Antigua Casa de Guardia, una histórica bodega (bar/bodega) fundada en 1840 (según informa orgullosamente la placa de la entrada), de la que garantiza nada menos que el Picasso de Málaga, un alegre retrato – vidrio en mano – en una de las fotos que acompañan las paredes de la sala (para quedarse con el tema, estamos a 10 minutos del Museo Picasso de Málaga). El vino se extrae de las barricas y los clientes, aparte de los turistas, parecen formar parte de una representación histórica.

tapas en malaga

Deguste un jerez o un moscatel de Málaga, degustando las tapas de mar disponibles: algunas pero buenas. Y luego, lo que importa es que has puesto los codos sobre un mostrador que hizo la historia de Málaga!

El Pimpi (calle Granada, 62)

La bodega El Pimpi tiene dos puntos fuertes: la vida nocturna y, sobre todo, la buena ubicación. Detrás de los restos del Teatro Romano -uno de los lugares de mayor interés de Málaga-, en un rincón protegido de la calle Granada, se encuentra este pequeño y bonito lugar con un patio y mesas al aire libre. Aquí podrá disfrutar de excelentes aperitivos y apetitosas tapas andaluzas.

El Pimpi se llena por la noche: delante de los enormes barriles de vino firmados por los VIPs, una multitud de jóvenes y viejos se reúnen con una copa de vino en una mano y un plato de pescado en la otra. Gran lugar para respirar un poco de aire auténtico en una zona tomada como rehén por los turistas locales.

Restaurante Vino mio (Plaza Jerónimo Cuervo, 2)

Por fin, un lugar inusual para comer en Málaga. Vino Mio se encuentra en una plaza que, de lo contrario, sólo tendría que ofrecer kebabs y felafel: las mesas blancas de este restaurante no tienen el encanto tradicional de las bodegas, sino que intentan entrar… además de las excelentes tapas españolas, también encontrará platos internacionales, que le dan la oportunidad de hacer una experiencia que va más allá del concepto de la cocina local.

Uno de los puntos fuertes de este restaurante es la propuesta cultural que acompaña al arte culinario: muchos clientes son codiciosos, así como la comida, la oportunidad de ver una exposición de flamenco.

Lugares recomendados

Cortijo de Pepe (Plaza Merced, 2)

platos típicos malagueñosEs difícil encontrar este excelente restaurante en las guías turísticas: el Cortijo de Pepe es el ejemplo clásico de una taberna tradicional de los años setenta, donde se pueden degustar platos típicos cocinados divinamente. Siéntese en el balcón o junto a la espléndida chimenea y pida pescado o una porción de choto al ajillo malagueño, un sabroso plato típico de carne que le sugiero que comparta con otra persona. Disfrute garantizado!

Restaurantes de pescado en Pedregalejo y El Palo

Si quieres tener una experiencia culinaria auténtica y realmente fuera de los esquemas turísticos, tienes que ir al paseo marítimo de Pedregalejo y El Palo, al que se puede llegar en transporte público o en taxi en poco más de 15 minutos. Aquí, como ya se ha mencionado, encontrará un sinfín de excelentes restaurantes y chiringuitos donde el menú a la carta es sólo un detalle: más bien es bueno dejarse servir por el camarero, disfrutando de la hospitalidad y la comida genuina que sale, como una visión, de las cocinas especializadas en la preparación de pescado.

chiringuitos malaga

Las cuatro habitaciones recomendadas aquí están muy cerca una de otra, pero las recomendamos por orden de distancia del centro de Málaga:

  • El Lirio (Paseo Marítimo el Pedregal, 11): mesas azules y blancas a dos metros de la playa, ambiente casero, parrilla vista, comida fabulosa. Para borracheras y almuerzos familiares. ACTUALIZACIÓN: El restaurante está cerrado en 2017.
  • El Caleno (calle Cenacheros, 16): Si sigues el embriagador aroma del pescado asado, llegarás frente al viejo barco pesquero de El Caleno, adaptado a la parrilla. Te lo gastas, pero te lo comes como el demonio.

 

  • Gabi (calle Quitapenas, 73): este verdadero restaurante de El Palo coloca sus mesas rojas en primera línea de playa. Al otro lado del paseo, en la playa, la clásica barca parrilla, sinónimo de calidad. Paella especial.
  • El Tintero (Playa del Chanquete, 99): frente al restaurante donde se puede cenar a la luz de las velas. Este lugar lleno de gente es amado por el más codicioso Malagañi y es perfecto para una cena de pescado pantagruélico con amigos.

Estos son sólo algunos de los lugares recomendados para comer en Málaga, quizás antes de adentrarse de cabeza en la vida nocturna: ¡sólo tienes que elegir el que más te inspire!

 

Guardar

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar